Buscar
  • José Cuervo

El mejor regalo del mundo

Actualizado: ago 29


Hace unos días le pregunté a Mary Julia que en su opinión cual era el mejor regalo del mundo que podría hacérsele a un niño, y sin dejarme siquiera terminar de hacerle la pregunta y con gran emoción y brillo en sus ojos me respondió: “una pistola de agua”, obviamente me sorprendió su respuesta, y debo confesarle que aunque no era lo que esperaba, por un momento me retrotraje a mi infancia y pude recordar todos aquellos momentos de diversión que mis juguetes favoritos me dieron: un balón de futbol, una bicicleta, patines y por su puesto una pistola de agua…


Obviamente, mi pregunta era más profunda, yo estoy convencido que el mejor regalo que le puedes hacer a un niño es inculcarle el hábito de la lectura, lo que convierte a el LIBRO en el mejor regalo del mundo…

Si le preguntamos a los expertos en desarrollo infantil sobre esta afirmación, seguramente la apoyaran y nos dirían que está comprobado que inculcar en los infantes el gusto por la lectura trae una serie de beneficios entre los que podemos destacar: el desarrollo de múltiples capacidades en los niños, el aumenta de la atención de los menores, mayor concentración, potencia el desarrollo de su vocabulario y estimula su creatividad. Hay otros conocedores de la materia, que aseguran que los niños que adquieren el hábito de la lectura a edad temprana, son impactados positivamente no solo en su capacidad lectora sino en el desarrollo integral del infante.

Por mi parte les diría que poner un libro en las manos de un niño es ponerles el mundo a sus pies. En mi experiencia ese vínculo con la lectura fortalece la relación entre el niño y el adulto, estableciendo una conexión que estimula la confianza del menor. Si me preguntan a que edad debemos empezar a leerles, yo diría que desde que están en el vientre de su madre, desde allí aseguran los expertos que las criaturas nos escuchan y podemos iniciar la conexión con ellos, sin embargo, estoy convencido que no existe límite de edad para empezar a leerles historias o motivarlos a hacerlo por ellos mismos (incluyendo la adolescencia).

Claro está, al no ser un experto en el tema solo puedo hablarles de mi experiencia como padre, donde leerles y escribirles cuentos a mis hijos se convirtió en un enlace mágico que me permitió una cercanía emocional con ellos y que hoy, aun cuando los dos son adultos, puedo decir con orgullo que ambos recuerdan mis historias y esos entrañables momentos.

A continuación les listo cinco consejos que les podrán ayudar a fomentar en ellos el deleite por la lectura:

1. Llévalos a las librerías y despierta su interés: Usualmente las librerías tienen secciones adaptadas especialmente para que los niños se entretengas y desarrollen esa interacción con el mundo de los libros, no dejes pasar esa oportunidad.

2. Ponle emoción al cuento: Si quieres que el infante se sienta atraído por lo que le lees, debes usar diferentes entonaciones que le ayuden a estimular su imaginación, llévalos a ese mundo mágico que tienen dentro de ellos y verás como ambos se divierten en el proceso.

3. Ten en cuenta la edad del lector: Si no conectamos con el tipo de historias que les gusta a nuestros niños, corremos el riesgo de que se aburra y pierda el interés por los libros y por consiguiente por la lectura, antes de comprarlo considera el gusto y el interés del menor.

4. Estimula en ellos la lectura, no se la impongas: Recuerda que al ir creciendo, ellos empiezan a mostrar interés por ciertos temas, animales, la naturaleza, los príncipes y las princesas, en fin, es conveniente que para evitar que se fastidien por la lectura, estimularlos regalándoles libros o contándoles historias asociados con los temas de su interés.

5. Repítele los cuentos: Es común que los niños nos pidan que le repitamos los mismos cuentos una y otra vez, y también es común que insistamos en leerles nuevas aventuras, no te apures, todo a su tiempo, ellos seguirán evolucionando, tu solo acompáñalos en ese viaje.

Estoy convencido que despertarles el interés por la lectura, les permitirá volar con la imaginación aún más que viendo un programa educativo en la televisión o en sus dispositivos electrónicos, mientras ven esos programas aprenden y pueden observar cada imagen: el árbol, la casa, como luce la persona, identificar los animales, sus colores etc., pero contarles el cuento o que ellos lo lean, les permitirá a darle forma en su mente a cada personaje, incluyendo cosas tan elementales como la forma de las nubes o como se comportan los animales en el bosque, ellos con su imaginación, fantasía y creatividad le darán vida a cada personaje y elemento dentro del cuento.

Para finalizar, les puedo decir que no recuerdo todos los cuentos que mi madre me contó, lo que si les puedo asegurar es que recuerdo con gran alegría esos momentos mágicos mientras escuchaba a mi madre cantándonos canciones infantiles y contándonos cuentos. Solo por eso me atrevo a afirmar que un LIBRO es el mejor regalo del mundo…

Gracias madre, por todas esas historias…

¿Y tu que opinas?

17 vistas
 

Formulario de suscripción

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

©2020 por Jose Cuervo escribe. Creada con Wix.com